Novedad de marzo: «Fraternidad», de Agustín Squella.
20/03/2018
Editorial UV presentó libro de Violeta Parra en Argentina
31/03/2018

Editorial UV lanza libro “Pasión de Enseñar” de Gabriela Mistral

Un hito no solo para Editorial UV de la Universidad de Valparaíso, sino también para el patrimonio cultural del país es la publicación de “Pasión de Enseñar” de Gabriela Mistral. El lanzamiento oficial de este libro se realizó ayer en la biblioteca del Centro Cultural GAM -que en su honor lleva este nombre- en Santiago, ante unas 150 personas.

En más de 300 páginas, el volumen reúne la prosa con el pensamiento pedagógico de la maestra y Premio Nobel de Literatura. Una lectura imprescindible para profesores, estudiantes, padres y autoridades que definen las políticas públicas en educación.

El director de Editorial UV, Cristián Warnken, quien editó la obra junto a Ernesto Pfeiffer, destacó que conocer el pensamiento de Gabriela Mistral en educación podría iluminar la actual discusión y ser una brújula confiable en medio de la vorágine.

“Estamos en una encrucijada como país. No hemos sabido resolver las grandes preguntas y las grandes demandas que vienen de la misma sociedad sobre educación. Estamos en una especie de empate catastrófico y en una confusión. Y volver a Gabriela Mistral es volver a una fuente, volver a un pensamiento original que tiene raíces culturales en nuestro país. Que tiene que ver con una gran tradición humanista”, sostuvo.

“Según cómo sea la escuela, así será la nación entera”, reflexionaba en su tiempo la gran poeta. También advertía que educar es un arte y una misión sagrada. Por lo tanto, “toda lección es susceptible de belleza”. Un mensaje que hoy clama más vigencia que nunca.

“Gabriela Mistral creo que es una pensadora que reúne los elementos para unir a personas de distintas ideas y poder hacer converger la conversación también a los contenidos”, agregó Warnken. Y no duda que la maestra criticaría fuertemente la situación actual de la educación en el país. “A ella le parecería inconcebible, un acto sacrílego convertir estos templos -que son para ella la educación- en lugares de comercio. Para ella sería inadmisible y sufriría mucho en este contexto. Estoy seguro de que estaría lanzando discursos fervorosos y muy valientes y muy profundos”, agregó.

La publicación, que cuenta con ilustraciones de Roser Bru (trabajos de distintos momentos), involucró un exhaustivo trabajo de investigación y recopilación de Pedro Pablo Zegers, director de la Biblioteca Nacional. También incluye los testimonios de Rosabetty Muñoz, Patricio Felmer, Ana María Maza, Angélica Edwards y del poeta Floridor Pérez.

“Cuando hoy se habla de una reforma educacional en el país, nos pareció que el libro era pertinente y necesario, porque de alguna manera pone en valor la mirada de una de las grandes intelectuales de este país y que pasa a ser una contribución generosísima respecto de la reforma y el tema educativo en Chile”, comentó Zegers, quien ha dedicado gran parte de su vida a rescatar el legado de Mistral con más de una docena de libros publicados.

Según destacó, en “Pasión por enseñar” se incluyeron algunos textos inéditos que se trajeron desde Estados Unidos y otros que “estaban muy sumergidos y que nosotros creemos que son muy potentes hasta el día de hoy y que están muy vigentes”.

En el evento de lanzamiento, Warnken conversó con los colaboradores del libro y con la actriz María Izquierdo, quien hizo la voz de Mistral para leer fragmentos reveladores de la obra.

“Pasión de enseñar” está compuesto de escritos íntimos, discursos, cartas e interpelaciones de Gabriela sobre la educación, que fue una labor medular en su vida.

Como ha explicado Warnken, para Gabriela Mistral la educación es “mucho más que una ciencia o un arte. Es un sacerdocio”. Con esa convicción, por ejemplo, nos dice “no coloquéis sobre la lengua viva de los niños, la palabra muerta”, consciente de que un deterioro del lenguaje es también un empobrecimiento del ser. Asimismo, la maestra se refiere a la lectura con una connotación entre erótica y mística: “Pasión de leer, linda calentura que casi alcanza a la del amor, a la de la amistad, a la de los campeonatos”.

Mientras en Chile la pasión de Mistral por la enseñanza no solo le provocó alegrías, sino también sinsabores e incluso “ninguneos”, en México fue invitada por el ministro y poeta José Vasconcelos a participar como inspiradora de una gran reforma educativa. A sus críticos en nuestro país, les respondió categóricamente: “Yo no soy la intrusa que decís en el mundo de los niños. Lo soy, según vosotros, porque enseño sin diploma, aunque enseñe con preparación, porque no estuve al lado de vosotros en un ilustre banco escolar de un ilustre instituto. No pude. Mi madre debía vivir del trabajo de mis manos cuando yo tenía quince años. Vosotros teníais padre o hermanos. Intrusos son los que enseñan sin amor y sin belleza en un automatismo que mata el fervor y traiciona a la ciencia y al arte mismo…”.

De acuerdo a Zegers, la obra publicada por Editorial UV se complementa perfectamente con el antiguo trabajo de Roque Esteban Scarpa, “Magisterio y niño” (1979), que compiló textos de Gabriela Mistral en el ámbito educativo.